Instituto Antártico Chileno

Lluberas1

Albert Lluberas: “Se ha forjado una tradición de cálida cooperación, cimentada por el Tratado Antártico”

Ud esta en: home > noticias > Albert Lluberas: “Se ha forjado u...
Publicado
18 de oct del 2017

Buscar por

Internacional

Nuevo secretario general del Tratado Antártico

Lluberas1

El nuevo secretario general del Tratado Antártico y primer latinoamericano en ocupar este cargo, Albert Lluberas (Uruguay), se refiere al futuro del organismo y el Continente Blanco en temas ambientales.

Es graduado de la Escuela Naval de Uruguay en 1985 como Guardia marina, orientación profesional en hidrografía, oceanografía y glaciología. Ha trabajado a todos los niveles en el Programa Nacional Antártico de Uruguay. Además miembro y presidente de redes, comités y grupos de trabajo en Organizaciones del Sistema Antártico (SCAR, COMNAP, CCRVMA,RCTA). Hablamos de Albert Lluberas, nuevo secretario general del Tratado Antártico.

¿Cuáles son los desafíos que enfrenta actualmente el Sistema del Tratado Antártico?

 Albert Lluberas (A.Ll.): Hay pocos lugares en el mundo donde nunca ha habido guerras, donde el medioambiente está totalmente protegido y donde la investigación científica tiene prioridad. Pero hay todo un continente con esas características: la tierra que las Partes del Tratado Antártico llaman una “reserva natural, consagrada a la paz y a la ciencia”. En el extremo sur de nuestro mundo, aquellos que comparten los retos de la distancia y el frío para visitar el Continente Helado han forjado una tradición de cálida cooperación, cimentada por el Tratado Antártico (TA).

Los debates en el Sistema del Tratado Antártico (STA), a través de la Reunión Consultiva del Tratado Antártico (RCTA), se han centrado recientemente en los siguientes asuntos: funcionamiento del STA, responsabilidad, prospección biológica en la Antártida, intercambio de información, asuntos educacionales, el plan de trabajo estratégico plurianual, seguridad y operaciones en la Antártida, inspecciones realizadas en virtud del TA y el Protocolo Ambiental, asuntos científicos, cooperación y facilitación científica, desafíos futuros para la ciencia antártica, implicancias del cambio climático para la gestión de la zona del TA, turismo y actividades no gubernamentales en la zona del TA.

Los debates en el Sistema del Tratado Antártico (STA), a través de la Reunión Consultiva del Tratado Antártico (RCTA), se han centrado recientemente en los siguientes asuntos: funcionamiento del STA, responsabilidad, prospección biológica en la Antártida, intercambio de información, asuntos educacionales, el plan de trabajo estratégico plurianual, seguridad y operaciones en la Antártida, inspecciones realizadas en virtud del TA y el Protocolo Ambiental, asuntos científicos, cooperación y facilitación científica, desafíos futuros para la ciencia antártica, implicancias del cambio climático para la gestión de la zona del TA, turismo y actividades no gubernamentales en la zona del TA.

En virtud de los valores, objetivos y principios contenidos en el TA y su protocolo sobre protección del medioambiente, las Partes Consultivas han decidido establecer un plan de trabajo estratégico plurianual a efectos de atender la situación actual y prevista que abarca los siguientes puntos:

  1. Realizar una revisión exhaustiva de los actuales requisitos para el intercambio de información y del funcionamiento del Sistema Electrónico de Intercambio de Información, e identificar todo requisito adicional.
  2. Considerar una difusión coordinada hacia los Estados que no son parte cuyos ciudadanos o recursos están activos en la Antártida y hacia los Estados que son parte al TA, si bien aún no lo son del Protocolo.
  3. Contribuir a las actividades de educación y difusión coordinadas a nivel nacional e internacional desde la perspectiva del TA.
  4. Compartir y debatir las prioridades científicas estratégicas con el fin de identificar y aprovechar las oportunidades para la colaboración y la creación de capacidades científicas, particularmente en relación con el cambio climático.
  5. Aumentar la cooperación efectiva entre las Partes (inspecciones conjuntas, proyectos científicos conjuntos y apoyo logístico) y la participación eficaz en las reuniones (consideración de métodos eficaces de trabajo durante las reuniones).
  6. Lograr la entrada en vigor del anexo VI y continuar recabando información sobre reparación y remediación del daño al medioambiente y otros asuntos con relevancia para informar las futuras negociaciones sobre responsabilidad.
  7. Abordar lo relativo a la recolección y uso de material biológico en la Antártida.
  8. Abordar las recomendaciones de la reunión de expertos del TA sobre las implicaciones del cambio climático para la gestión y gobernanza de la Antártida.
  9. Analizar la implementación del programa de trabajo de respuesta al cambio climático (CCRWP).
  10. Modernizar las estaciones antárticas en el contexto del cambio climático.
  11. Revisar y debatir los asuntos relativos al aumento de la actividad de aeronaves en la Antártida y evaluar la necesidad de tomar medidas complementarias.
  12. Tomar nota del Código Internacional para Buques que operen en aguas polares y continuar su trabajo de fortalecimiento de la cooperación entre los operadores marítimos antárticos; y tomar en cuenta los progresos obtenidos por la OMI.
  13. Relevamientos hidrográficos en la Antártida.
  14. Revisar y evaluar la necesidad de aprobar medidas adicionales con respecto a la gestión de zonas e infraestructura permanente relacionadas con el turismo, así como las cuestiones relacionadas con el turismo terrestre y de aventura, y atender las recomendaciones del estudio sobre turismo del Comité de Protección Ambiental (CPA).
  15. Elaborar un enfoque estratégico en torno al turismo y las actividades no gubernamentales gestionados de manera responsable en lo medioambiental en la Antártida.

maritima-chica

¿Qué significa para usted ser el primer latinoamericano en este cargo?

 A.Ll.: Un agradecimiento a quienes confiaron en mí para desarrollar la honorable tarea, que por primera vez recae en un latinoamericano, desde su establecimiento en 2004. Es una responsabilidad muy grande y un desafío personal y profesional. Por él, pondremos el máximo esfuerzo y dedicación para el manejo eficiente de un órgano administrativo de la RCTA, con los recursos y medios puestos a disposición para ello.

¿Cuáles serán los énfasis principales de su gestión en la secretaría del STA?

 A.Ll.: La Secretaría que lidero desempeñará las funciones que le sean confiadas por la RCTA para darle apoyo y al CPA bajo la dirección y supervisión de la misma. Y eso debe hacerse en forma eficiente y en forma de costo-efectiva con el presupuesto asignado sin incremento de costos y de la contribución y el estricto cumplimiento de las medidas de referencia.

Para ello, el énfasis se dará en el adecuado gerenciamiento, el profesionalismo, la integridad y transparencia para el cumplimiento de las tareas principales que abarcarán varias áreas, complementarias e importantes asignadas, a saber, poder brindar, con la asistencia del gobierno anfitrión, apoyo para las reuniones celebradas al amparo del TA y el Protocolo, así como otras reuniones celebradas con la RCTA.

El apoyo de la Secretaría abarcará las siguientes tareas:

  1. Obtención de información de las reuniones de la RCTA y el CPA, por ejemplo, las evaluaciones de impacto ambiental y los planes de gestión.
  2. Trabajo preparatorio para los programas e informes y distribución de los mismos.
  3. Traducción de los documentos de las reuniones.
  4. Provisión de los servicios de interpretación.
  5. El copiado, la organización y distribución de los documentos de las reuniones.
  6. La asistencia a la RCTA para la redacción de los documentos de las reuniones, incluido el informe final.

También se dará apoyo en la coordinación del trabajo entre sesiones de la RCTA y el CPA facilitando el intercambio de información, la organización de las instalaciones para las reuniones y ofreciendo otra asistencia en materia de tareas de secretaría según lo solicite la RCTA.

Para ello facilitará y coordinará las comunicaciones y el intercambio de información entre las Partes sobre todos los intercambios requeridos de conformidad con el Tratado Antártico y el Protocolo al Tratado Antártico sobre Protección del Medio Ambiente; bajo la dirección de la RCTA, proveerá la coordinación necesaria y los contactos con otros elementos del STA y otros órganos internacionales pertinentes y otras organizaciones según corresponda.

Se establecerá, mantendrá, desarrollará y, según corresponda, publicará las bases de datos pertinentes para la operación del TA y el Protocolo al Tratado Antártico sobre Protección del Medio Ambiente.

Se distribuirá entre las Partes toda otra información pertinente y difundirá la información sobre las actividades en la Antártida; así como también se registrará, mantendrá y publicará, según corresponda, los registros de las RCTA, CEP y otras reuniones celebradas al amparo del TA y el Protocolo al Tratado Antártico sobre protección del medioambiente.

En cumplimiento de los objetivos, la secretaría deberá facilitar la disponibilidad de la información acerca del Sistema del Tratado Antártico; preparará los informes relativos a sus actividades y los presentará a la RCTA. A su vez, dará asistencia a la RCTA para revisar el estado en que se encuentran las anteriores recomendaciones y medidas adoptadas de conformidad con el artículo IX del TA.

Bajo la dirección de la RCTA, asumirá la responsabilidad de mantener y actualizar el Manual del Sistema del Tratado Antártico; y llevará a cabo otras funciones que la RCTA considere pertinentes para lograr los objetivos del TA y del Protocolo al Tratado Antártico sobre Protección del Medio Ambiente.

Todo ello se llevará a cabo con un manejo eficiente de los recursos asignados.

Lluberas2

¿Cuales son los desafíos en el tema Medio ambiente ? 

 A.Ll.: En la reunión del CPA, como el especializado en ello en la Antártida, se han debatido temas como: funcionamiento del CPA y futuros trabajos, cooperación con otras organizaciones, reparación y remediación del daño al medioambiente, implicancias del cambio climático sobre el medioambiente, evaluación de impacto ambiental, protección de zonas y planes de gestión, conservación de la flora y fauna autóctonas, vigilancia ambiental e informes sobre el estado del medioambiente, e informes sobre inspecciones, así como el seguimiento de sitios para visitantes.

Para atender esos desafíos, se establece un plan de trabajo basado en la presión ambiental en distintos campos, resultando en acciones que ese comité debe llevar a cabo, además de priorizar los resultados:

En cuanto a los conocimientos sobre biodiversidad, se establece que debe mantenerse atento a las amenazas a la actual biodiversidad, lograr progresos en las recomendaciones de la Reunión Especial del Tratado Antártico (RETA) sobre cambio climático y considerar un mayor asesoramiento científico sobre la perturbación de la vida silvestre.

Con respecto a la introducción de especies no autóctonas, se debe seguir desarrollando directrices y recursos prácticos para todos los operadores en la Antártida. Para ello se deben implementar las acciones relacionadas identificadas en el Programa de Trabajo de Respuesta para el Cambio Climático. También se deben considerar las evaluaciones de riesgo diferenciadas por actividad y espacialmente explícitas para mitigar los riesgos planteados por las especies terrestres no autóctonas, así como desarrollar una estrategia de vigilancia para las zonas que están en riesgo elevado de establecimiento de especies no autóctonas. Esto requiere prestar mayor atención a los riesgos que implica la transferencia de propágulos dentro de la Antártida.

En lo que refiere a las implicaciones del cambio climático para el medioambiente, que es prioridad, debe considerar las mismas en la gestión del medioambiente antártico. También lograr progresos en las recomendaciones de la RETA sobre cambio climático e implementar un Programa de Trabajo de Respuesta para el Cambio Climático.

El procesamiento de los planes de gestión de zonas protegidas y administradas nuevos y revisados es una presión prioritaria en la que tiene como tareas asignadas las de:

  1. Perfeccionar el proceso de revisión de planes de gestión nuevos y revisados. Actualización de las actuales directrices.
  2. Lograr progresos en las recomendaciones de la RETA sobre cambio climático.
  3. Elaborar directrices para la preparación de Zonas Antárticas Especialmente Administradas.

Para la adecuada operación del CPA y planificación estratégica como actividad prioritaria se planifican llevar a cabo las siguientes acciones:

  1. Mantener actualizado el plan de trabajo quinquenal, basándose en las circunstancias cambiantes y en los requisitos de la RCTA.
  2. Identificar las oportunidades para mejorar la eficacia del CPA.
  3. Considerar objetivos de largo plazo para la Antártida (periodo de entre 50 y 100 años).
  4. Considerar las oportunidades para mejorar la relación de trabajo entre el CPA y la RCTA.

Otro indicador de presión ambiental que debe atenderse es la reparación o remediación del daño al medioambiente el que implica las siguientes acciones:

  1. Responder a la solicitud adicional de la RCTA en relación con la reparación y remediación, según corresponda.
  2. Realizar el seguimiento de los progresos en el establecimiento de un inventario de sitios de actividad pasada en toda la Antártida.
  3. Considerar la elaboración de directrices sobre reparación y remediación.
  4. Los miembros desarrollan directrices prácticas y recursos de apoyo para su inclusión del manual de limpieza.
  5. Continuar desarrollando prácticas de biorremediación y reparación para incluirlas en el manual sobre limpieza.

La elaboración de informes sobre vigilancia y estado del medioambiente requerida implica:

  1. Identificar indicadores y herramientas medioambientales claves.
  2. Establecer un proceso para informar a la RCTA.3
  3. El SCAR debe proporcionar información al COMNAP y al CPA

67867

También es una presión la protección y gestión del espacio marino lo que requiere la cooperación entre el CPA y el SC-CCAMLR sobre los asuntos de interés común, así como cooperar con la CCAMLR en materia de biorregionalización del océano Austral y otros intereses comunes y principios convenidos. Para ello debe identificar y aplicar procesos de protección del espacio marino así como lograr progresos en las recomendaciones de la RETA sobre cambio climático. También debe considerar la conectividad entre el océano y las zonas terrestres, y las medidas complementarias que pueden adoptar las Partes con respecto a las Áreas Marinas Protegidas.

En cuanto a las directrices del sitio específicas para sitios visitados por turistas, es necesario revisar periódicamente la lista de sitios sujetos a las directrices para sitios y considerar si sería necesario el desarrollo de directrices para nuevos sitios, así como proporcionar asesoramiento a la RCTA conforme a lo requerido y revisar el formato de las directrices para sitios.

Para conocer el panorama general del sistema de zonas protegidas se deben llevar a cabo varias acciones, como aplicar las clasificaciones según el Análisis de Dominios Ambientales (EDA) y las Regiones Biogeográficas de Conservación de la Antártida (RBCA) para mejorar el sistema de zonas protegidas y lograr progresos en las recomendaciones de la RETA sobre cambio climático así como mantener y desarrollar una base de datos sobre zonas protegidas.

La difusión y educación son también una actividad prioritaria que requiere revisar los actuales ejemplos e identificar oportunidades para una mayor difusión y educación; alentar a los miembros a intercambiar información en relación con sus experiencias en este ámbito; y establecer una estrategia y directrices para el intercambio de información en materia de educación y difusión en el largo plazo entre los miembros

Es necesario también implementar y mejorar las disposiciones sobre evaluaciones de impacto ambiental del anexo I y para ello perfeccionar el proceso para considerar las evaluaciones medioambientales globales y asesorar a la RCTA en ese sentido. Para ello es necesario elaborar directrices para evaluar los impactos acumulativos, revisar las directrices sobre EIA y considerar las políticas generales y otros asuntos y considerar la aplicación de una evaluación medioambiental estratégica en la Antártida. También se deben lograr progresos en las recomendaciones de la RETA sobre cambio climático.

Con respecto al conocimiento sobre biodiversidad debe mantenerse atento a las amenazas a la actual biodiversidad así como lograr progresos en las recomendaciones de la RETA sobre cambio climático. Para ello el CPA debe considerar un mayor asesoramiento científico sobre la perturbación de la vida silvestre.

 

 

 

Por Harry Díaz

Departamento de Comunicaciones y Educación

Instituto Antártico Chileno

CP 77/2017

 Contacto

Teléfonos: (+56 61) 229 8142, 229 8138, 229 8145.

Correo electrónico: comunicaciones@inach.cl