Instituto Antártico Chileno

“Mi interés es saber si existe una identidad antártica»

Ud esta en: home > noticias > “Mi interés es saber si existe u...
Publicado
26 de May del 2019

Buscar por

prensa

Gabriela Roldán permanecerá durante tres meses en el Instituto Antártico Chileno como parte de la primera residencia de ciencias sociales que otorga el Consejo de Administradores de Programas Antárticos Nacionales (Comnap). Roldán investigará la relación de la ciudadanía y el Continente Blanco.

Punta Arenas, 17 de mayo de 2019.- “Sugerí como lugar de investigación a Punta Arenas, ya que es una ciudad antártica y además tiene un grupo muy activo en el Instituto Antártico Chileno (INACH) que se encuentra muy comprometido con la comunicación y divulgación científica antártica”. Así comienza la entrevista a Gabriela Roldán, del Centro de Estudios e Investigaciones Antárticas (Gateway Antarctica), de la Universidad de Canterbury, en Nueva Zelandia, y quien se adjudicó una beca del Consejo de Administradores de Programas Antárticos Nacionales (Comnap, por su sigla en inglés). Pertenece al grupo de investigación sobre las ciudades antárticas (puertas de entrada al Continente Blanco) liderado por el antropólogo Juan Francisco Salazar, de la Universidad Western Sidney, y Elías Barticevic, del INACH.

¿En qué calidad se encuentra en el INACH?

Gabriela Roldán (GR): Esta es la primera residencia en ciencias sociales que otorga Comnap. Mi propuesta de investigación, en resumen, es analizar el comportamiento de la ciudadanía respecto de la ciencia, tecnología y la política antártica.

Me encuentro asociada a este proyecto a través de Christchurch, Nueva Zelandia, como ciudad antártica. He estudiado las cinco ciudades puertas de entrada a la Antártica y mi interés y foco de investigación es saber si existe una identidad antártica y si está influenciada o no por las agendas políticas de los países que tienen estas entradas al Continente Blanco.

¿Qué características debiese tener un habitante de una ciudad puerta de entrada a la Antártica?

GR: Tuve mucha suerte de haber trabajado en las cinco ciudades entrada al Continente Blanco (Ushuaia, Punta Arenas, Ciudad del Cabo, Christchurch, Hobart). Para mí, el habitante de estas ciudades tiene que estar comprometido con esta conexión y esta relación, no solo en información y educación, sino que también con su propio comportamiento y su discurso. Existen muchos discursos nacionalistas y existen cuatro ciudades que se encuentran en países reclamantes. Muchas veces acusan a los latinos de ser un poco más apasionados en el tema del nacionalismo antártico, pero todos tienen intereses políticos respecto de la Antártica.

¿Qué actividades en particular debiesen hacer los habitantes de estas ciudades?

GR: A mí me gustaría que el ciudadano de estas ciudades esté compenetrado con la Antártica, desde todo punto de vista. Aquí no solo podemos hablar de la información, sino que en el día a día. Se debe elegir una forma de vivir; por ejemplo, muchas de las ciudades están prohibiendo el uso de las bolsas de plástico. Esto es un avance, pero el ciudadano debería solicitar otras medidas y no quedarse con la que les entregan solamente. Quizás el uso de energías alternativas y medios de transporte más amigables sería un buen ejemplo.

¿Cómo se ven las puertas de entrada a futuro?

GR: Los cambios se han sucedido a partir de los años noventa y definitivamente desde el 2000. Algunas de las ciudades se despertaron recientemente, por el hecho de que hay mucho tráfico a o desde la Antártica a través de ellas. Uno de los cambios más importantes que se han sucedido desde la década de los noventa hasta el 2000, fueron las mejoras en infraestructura y transporte.

La definición de ciudad puerta es, además, un poco ambigua y muy amplia, entonces se malinterpreta que se puede hacer mucho trabajo e incentivar un comercio de logística, ciencia y educación. No debemos tener miedo a la frase hacer negocio antártico, ya que existe, hay que aprovecharla si uno tiene un compromiso con la Antártica.

La actividad comercial en la Antártica tiene aspectos positivos y negativos. En estos momentos lo más comercial que se encuentra es el turismo y la pesca. Con respecto al turismo, siempre se lo ve con un dejo negativo por una posible contaminación y el número de gente. Pero, las personas que viajan a la Antártica, a su vez, se convierten en representantes de esta tierra, en embajadores, finaliza Roldán.

La misión del Instituto Antártico Chileno, es cumplir con la Política Antártica Nacional, incentivando el desarrollo de la investigación científica, tecnológica y de innovación en la Antártica, siguiendo cánones internacionales, participando efectivamente en el Sistema del Tratado Antártico y foros internacionales relacionados, fortaleciendo a Punta Arenas como puerta de entrada al Continente Blanco.

Asimismo, el INACH participa activamente de las reuniones internacionales en el Consejo de Administradores de Programas Antárticos Nacionales (Comnap); Comité Científico para la Investigación en la Antártida (SCAR) y Convención para la Conservación de Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR).

Departamento de Comunicaciones y Educación
Instituto Antártico Chileno
CP 31/2019
Contacto
Teléfono: +56 61 2298145
Correo electrónico: comunicaciones@inach.cl

Por Harry Díaz B.