Instituto Antártico Chileno

image002

¿Qué une la Antártica a los campos de Chile?

Ud esta en: home > noticias > ¿Qué une la Antártica a los camp...
Publicado
26 de jul del 2011

Buscar por

Portada prensa

Punta Arenas, 26 de julio de 2011. Ayer firmaron un Convenio Marco de Colaboración el Instituto Antártico Chileno (INACH) y el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), para complementar sus capacidades y recursos científico-tecnológicos, y fomentar la investigación, docencia y extensión en áreas de interés común en Magallanes.

El Dr. José Retamales, Director Nacional del INACH, afirmó que “la Antártica es todo un mundo de microorganismos desconocidos y podría dar lugar a mejoras en procesos productivos que nosotros desconocemos, pero que el INIA sí conoce.” Por su parte, Etel Latorre, Directora Regional del INIA-Kampenaike, expresó que “el INACH ha logrado reunir un grupo de científicos de primer nivel en el área de las ciencias básicas; nosotros desarrollamos, más bien, temas de ciencia aplicada y tenemos conocimiento del sector productivo e industrial de Magallanes en el ámbito silvoagropecuario. Por esto, creemos que este convenio puede establecer una dinámica de trabajo bastante fructífera y productiva”.

El convenio considera el intercambio de personal científico y técnico; el desarrollo de investigaciones conjuntas a través de las presentación de proyectos a fondos concursables; la organización de estudios, conferencias, exposiciones, talleres u otros medios de difusión; el uso de laboratorios e instalaciones de INIA e INACH para el desarrollo de trabajos de investigación comunes, entre otras acciones.


José Retamales, Director Nacional del INACH, y Etel Latorre, Directora Regional del INIA-Kampenaike, durante la firma del convenio en la sede del Instituto Antártico.

La Antártica y el campo: tan lejos… pero ahora más cerca

En el Continente Blanco crecen dos plantas: el pasto antártico (Deschampsia antarctica) y el clavelito antártico (Colobanthus quitensis), ambas capaces de resistir condiciones ambientales extremas de frío, oscuridad y radiación ultravioleta. Varios proyectos del Programa Nacional de Ciencia Antártica estudian estas plantas, con potenciales beneficios para la agricultura nacional, por ejemplo, para lograr vegetales que resistan las heladas. “Son plantas con secretos que varios científicos están indagando”, afirmó Retamales. “Estamos poniendo mucha atención al mundo de los microorganismos, ya sean levaduras, bacterias, enzimas u hongos, que se usan en muchos procesos productivos en Chile y en el mundo. De hecho, acabamos de presentar algunos proyectos al programa InnovaChile, de Corfo, con el apoyo de varias empresas, para tratar de mejorar los procesos productivos de carne en la Región y de leche sin lactosa a un consumo energético menor que el actual, en el caso de una empresa nacional”, concluyó el Director del INACH.


Clavelito antártico (Colobanthus quitensis), una planta extrema capaz de resistir el frío, la oscuridad total del invierno, la radiación UV y, aún así, florecer en verano. Científicos chilenos estudian las propiedades que les permiten esta hazaña de la vida.