Instituto Antártico Chileno

ruta-pardo1

Conmemoran hazaña del Piloto Pardo

Ud esta en: home > noticias > Conmemoran hazaña del Piloto Pardo
Publicado
2 de sep del 2011

Buscar por

Portada prensa


Hace 95 años el Piloto Luis Pardo, en la escampavía Yelcho, de la Armada de Chile, rescató a los ingleses náufragos del Endurance, realizando una de las hazañas más grandes de la historia polar.

Punta Arenas, 1 de septiembre de 2011.- El pasado martes, la Armada de Chile rindió un homenaje al Piloto Luis Pardo Villalón (1882-1935), en el Cementerio General donde descansan sus restos, al conmemorarse el nonagésimo quinto aniversario de la hazaña en el rescate de la expedición de Ernest Shackleton en la Antártica.

Intervinieron en la ceremonia representantes de la Armada, el Director de Antártica, del Ministerio de Relaciones Exteriores, Consejero Camilo Sanhueza y el Embajador Jaime Pardo, nieto del homenajeado. Sanhueza recordó en su discurso que “el Piloto Pardo decidió ofrecerse como voluntario para comandar la escampavía Yelcho, una embarcación que carecía de calefacción, alumbrado eléctrico, radio, de bordas bajas y sin doble fondo. Fue simplemente una audacia, casi una locura, que, gracias a su labor y a la de toda su tripulación, pudo regresar a Punta Arenas con la satisfacción del deber cumplido”. Seguidamente, el Director de Antártica destacó que este rescate fue un temprano y precursor acto de cooperación internacional polar, algo que desde la firma del Tratado Antártico en 1959 es promovido fuertemente por las naciones signatarias. Por último, Sanhueza felicitó apreciamos la presencia de los alumnos de la escuela Piloto Pardo como una forma de sumar a las nuevas generaciones a la aventura antártica.

El 25 de agosto de 1916 zarpó desde el muelle de Punta Arenas la escampavía Yelcho, al mando de Luis Pardo Villalón, llevando a bordo a Shackleton y dos de sus hombres. Cinco días más tarde, el 30 de agosto, la Yelcho rescató al resto de náufragos del Endurance en la isla Elefante y llegó de vuelta a Punta Arenas el 3 de septiembre, donde fue recibido con honores y la alegría del pueblo magallánico.