Instituto Antártico Chileno

img_conce

Feria Antártica Escolar: cuna de los futuros científicos polares chilenos

Ud esta en: home > noticias > Feria Antártica Escolar: cuna de l...
Publicado
8 de nov del 2011

Buscar por

FAE Portada prensa


Jóvenes de Punta Arenas, Valparaíso y Concepción ganaron la octava versión de este encuentro único en el mundo.

Punta Arenas, 8 de noviembre de 2011.- Los pocos ciudadanos que han tenido el privilegio de estar en la Antártica, saben que encandila. ¡Encanta! No sólo por su paisaje, sino por lo que representa: 14 millones de kilómetros cuadrados destinados a la paz y la ciencia, gracias al Tratado Antártico. En Chile, ha sido el reino de hombres de las Fuerzas Armadas, la Diplomacia y la Ciencia. No son muchos, pero se reconocen, son parte de lo que se denomina la “comunidad antártica”. Hoy, poco a poco, también se están sumando los jóvenes.

Hace ocho años, el Instituto Antártico Chileno (INACH), junto con la Fuerza Aérea de Chile, están organizando el concurso Feria Antártica Escolar (FAE), cuyo objetivo es formar a los futuros hombres y mujeres polares, aquéllos que tomarán la posta para continuar la tradición nacional de ir cada verano al fin del mundo. Este año postularon 117 trabajos, un 39 % más que el 2010. Ello significó que la competencia desarrollada en Punta Arenas entre el 3 y 5 de noviembre, haya sido la más estrecha de la historia.

Ha terminado la VIII versión de la FAE y hay nuevos nombres que inician un nuevo y largo camino hacia la península Antártica. Fueron tres días de una fiesta ciudadana única en el mundo. Cada uno de los 25 grupos seleccionados, provenientes de 12 ciudades del país, defendió sus investigaciones ante un público y un jurado exigente. La frase “Punta Arenas, puerta de entrada a la Antártica”, tomó más sentido e identidad que nunca.

Por primera vez, establecimientos educacionales de Punta Arenas ganaron la competencia por lograr un cupo para viajar el 2012 a los hielos eternos. Tamara Covacevich, del British School, fue la ganadora en la categoría bibliográfica. “La FAE significó cumplir las metas que me había propuesto y sentir que todo el esfuerzo valió la pena. Fue una forma de demostrarme a mí misma que puedo seguir creciendo sin límites”, comenta la puntarenense.

Tanto ha sido el impacto que ha tenido este evento estudiantil en su vida, que no lo piensa dos veces y confiesa que “la FAE ha conseguido que yo me replantee. Hace unos años había descartado el camino científico, pero tras haber estudiado el tema de las fuentes hidrotermales, pensaré la posibilidad de seguir una carrera académica”. Ella trabajó, junto a la licenciada en Ciencias Biológicas Daniela Vargas, el proyecto “Intentando resolver un puzle biogeográfico: Antártica y sus fuentes hidrotermales”.

Interés en divulgar la ciencia

Otra magallánica que ganó este congreso nacional fue la joven Mariom Carvajal, del Liceo María Auxiliadora. Fue asesorada por la profesora de Biología y Química Hilda Carrera. Mariom se destacó por su gran capacidad para comunicar sus conocimientos. “Creo que fue un buena instancia para compartir y dar un impulso a quienes les gusta la ciencia. Me sentí muy acogida en la FAE”, señala la alumna que participó en la categoría experimental con el proyecto “La biología de la familia Idiostolidae. La pieza restante de un antiguo puzle”.

Emocionada aún por su éxito, la joven reconoce que “de verdad es una nueva motivación para seguir indagando. Creo que la investigación científica es muy importante, debe ser un pilar fundamental en nuestra sociedad y, por eso, instancias como la FAE permiten transmitir estos conocimientos a otras personas. No se saca nada con hacer ciencia para uno, sin mostrarla, divulgarla”. Y añade que “son estas las oportunidades que uno tiene que vivir, para llegar a decir ¡sí, esta es mi vocación, esto es lo que quiero hacer!”.

Desde Valparaíso

Por primera vez, un representante de Valparaíso tiene una participación destacada. Sebastián Olivares, del Colegio Seminario San Rafael, sacó el segundo lugar en la categoría bibliográfica con el proyecto “Acidificación oceánica en invertebrados marinos de la Antártica: un futuro desconocido para los ecosistemas antárticos”. Impresionó al jurado por sus conocimientos. Su guía fue la joven profesora de Biología Leyla Umanzor Gálvez.

“Cumplí las expectativas que yo tenía. Esto es como una corroboración de lo que me gusta. Obviamente me dan muchas más ganas de seguir una carrera científica”, comienza el diálogo Sebastián. Destaca que la Feria Antártica le permitió sentirse científico. “A la gente que le gusta la ciencia no hay nada más lindo que estar en un feria de este tipo”, puntualiza.

Resalta además que aprendió a ver la Antártica con otros ojos: “Antes de venir pensaba que la Antártica era pura nieve. Pero al indagar, me di cuenta de que el Sexto Continente es totalmente diferente a lo que la gente cree”.

Bío Bío, cuna de antárticos

Todos los años un proyecto de la Región del Bío Bío ocupa un lugar de privilegio. Hay, a lo menos, dos razones. Una gran tradición en investigación polar por parte de la Universidad de Concepción y la importante labor que efectúa el Programa Explora Bío Bío en divulgación y valoración de la ciencia. Este 2011, no fue la excepción. Los jóvenes del Liceo San Agustín de Concepción obtuvieron el segundo lugar en la categoría experimental. Para María Paz Soto ha sido una experiencia nueva. Reflexiona que el esfuerzo de dejar de lado a los amigos y a la familia dio sus frutos. Para su compañero Daniel Figueroa, lo importante fue conocer y descubrir el mundo polar. “Hay tanto todavía por conocer. Estudiarlo es hermoso”, acota. Por su parte, Eugenio Sanhueza revela que tiene una gran duda vocacional, “porque la ciencia es súper llamativa y en especial la Antártica”.

Los tres, junto a su profesora de Biología Juana Torrejón, piensan que esta es una experiencia que cualquiera desearía vivir. El nombre de su investigación fue “Resistencia al frío en dos microalgas verdes del género Chlorella, aisladas de la Octava Región y del Territorio Antártico Chileno”.

La próxima estación de los alumnos será la mismísima Terra Incógnita. Aquella que ha inspirado a exploradores, navegantes y científicos. A grandes hombres como Adrian de Gerlache, Roald Amundsen, Robert Falcon Scott, Ernest Shackleton y al piloto Luis Pardo. Esa tierra que alberga alrededor del 90 % del agua dulce del planeta. En fin… aquella que sólo han oído y estudiado, pero que gracias a su esfuerzo, podrán conocer en marzo del 2012. El sueño de superar el paralelo 60º S, hoy está más cerca.

Departamento de Comunicaciones y Educación
Instituto Antártico Chileno
Contacto: 61-229 8139