Instituto Antártico Chileno

img_concursos2012

Abierto período de postulaciones a fondos para investigación antártica

Ud esta en: home > noticias > Abierto período de postulaciones a...
Publicado
14 de may del 2012

Buscar por

Ciencia fondos concursables

Punta Arenas, 14 de mayo de 2012.-Desde hoy y hasta el 25 de junio estará abierto el período de postulaciones al XVIII Concurso Nacional de Proyectos de Investigación Científica y Tecnológica Antártica, que organiza el Instituto Antártico Chileno (INACH).

Las postulaciones deben realizarse en línea a través del sitio 10.112.1.19/inach/concurso, donde ya están disponibles las bases e instrucciones del concurso. Este llamado se dirige a proyectos de terreno y de gabinete. Para las propuestas de terreno (es decir, aquéllas que deben ser desarrolladas en la Antártica con la finalidad de obtener nuevos datos o muestras), se ofrecen fondos de hasta 100.000.000 de pesos, en promedio, por los tres años que dure el proyecto.

La asignación de fondos se distribuye en fondos anuales para el investigador principal, con un máximo de 14 millones de pesos por año de ejecución de proyecto, además del aporte logístico brindado por el INACH, con un costo variable aproximado de 10 a 30 millones de pesos por proyecto y por temporada. El aporte logístico es integral e incluye el traslado desde Punta Arenas hasta la Antártica, el alojamiento y alimentación, el acceso a equipos para apoyar el trabajo en terreno, el acceso a laboratorios del INACH en el Continente Blanco y la entrega de vestuario adecuado para la actividad antártica.

Proyectos de Gabinete

Por su parte, los proyectos de gabinete (aquéllos que no requieren ir a terreno), tienen una duración máxima de dos años y pueden optar a un financiamiento de hasta 6 millones por año. Este fondo está orientado principalmente al análisis de muestras o datos previamente colectados.

Ambas modalidades del Programa Regular de Concursos INACH consideran, además, el pago de overhead (8% del monto asignado anualmente) y el pago de un incentivo económico por la inclusión de tesis asociadas al proyecto.

Red de bases para la ciencia

Chile hoy cuenta con una importante plataforma logística para apoyar el desarrollo de la ciencia antártica. Se cuenta con una amplia red de infraestructura consistente en laboratorios, bases y refugios principalmente en el área de las islas Shetland del Sur y la península Antártica (http://www.inach.cl/inach/concurso/).

Tanto el INACH como los otros operadores antárticos (Fuerza Aérea, Armada y Ejército) poseen instalaciones propicias para apoyar la investigación nacional. Por ejemplo, la Base “Profesor Julio Escudero” del INACH cuenta con un laboratorio multiuso, un laboratorio de microbiología y biología molecular básica, laboratorio húmedo y una cámara de temperatura controlada para el desarrollo de experimentos in situ.

La zona de influencia de esta base representa una oportunidad para investigaciones en biología, geología y estudio atmosféricos. Por ejemplo, la isla Ardley, cerca de la base Escudero, es uno de los pocos lugares donde tres especies de pingüinos (Adelia, papúa y de barbijo) se reproducen simpátricamente. También existen en la zona aves voladoras, como el petrel gigante antártico (Macronectes giganteus), la golondrina de mar (Oceanites oceanicus), el gaviotín antártico (Sterna vittata) y la skúa o salteador pardo (Catharacta Ionnbergi). En esta isla vive una flora desarrollada y sobresaliente, con varias especies de líquenes y musgos.

Otro espacio interesante es la base “Arturo Prat” de la Armada de Chile, ubicada en la Isla Greenwich, en las islas Shetland del Sur. Esta base cuenta con un laboratorio multiuso recientemente equipado y sistemas de comunicaciones modernos de telefonía e internet. Sus alrededores son especialmente interesantes para desarrollar estudios de biología marina, geomorfología glaciar y la investigación del fondo marino y la sedimentología. En la bahía Chile se ha realizado investigación bentónica cuantitativa y cualitativa desde 1967. Posee alta diversidad de especies y de biomasa, representando un lugar propicio para investigaciones a largo plazo. Se pueden hacer estudios de zooplancton (por ejemplo, de kril) y de fitoplancton; y censos de animales como el pingüino papúa y de barbijo, y focas de Weddell. Existe nidificación de petrel gigante antártico en Punta Spark y más de 5.000 parejas de pingüinos papúa en Punta Spencer y de varias otras especies en Punta Fort.

En la península Antártica, destacar en el Cabo Legoupil la base “Bernardo O’Higgins” del Ejército. Es la puerta de entrada al continente propiamente tal. Posee un laboratorio multiuso con equipamiento básico. El área alrededor de la base es interesante para efectuar estudios de geología, glaciología, biología marina y medioambientales. Las rocas obtenidas del sector del cabo Legoupil han servido como evidencia para probar la hipótesis de conexión entre la península Antártica y la Patagonia occidental. Sin embargo, se han encontrado rocas sedimentarias que se crearon a partir de otra fuente más antigua, lo que complica la reconstrucción paleogeográfica, por lo que nuevas interrogantes han surgido recientemente. Por otra parte, como esta zona se encuentra relativamente aislada de otros asentamientos y presenta una ocupación continuada en el tiempo, ha despertado el interés para estudios medioambientales.

A lo anterior, se suman las bases Guillermo Mann, en Cabo Shirreff, en la costa norte de isla Livingston, y Gabriel Gonzalez Videla, en Bahía Paraíso, hacia el interior península Antártica, y una variedad de refugios distribuidos estratégicamente en las islas Shetland del Sur. El listado completo de las bases chilenas y su equipamiento, se puede revisar en http://www.inach.cl/inach/concurso/infraestructura.php.

Gracias al espíritu de cooperación que existe en el Continente Blanco, en estos momentos nuestra nación ha ampliado su rango de influencia científica al tener convenio con nueve países para que científicos chilenos puedan usar sus instalaciones. Mayor información en 10.112.1.19/inach .