Instituto Antártico Chileno

ciencia-ballena

Conservación y genética poblacional de ballenas jorobadas de la Península Antártica y Pacífico Sudamericano

Ud esta en: home > noticias > Conservación y genética poblacion...
Publicado
18 de ene del 2010

Buscar por

Boletín Ciencia

Por: Doctor Carlos Olavarría

Explotación y manejo de ballenas jorobadas del hemisferio sur.
La explotación de las ballenas jorobadas en el hemisferio sur comenzó probablemente a fines del siglo XVIII, luego de que los primeros barcos balleneros entraran al Pacífico Sur. Sin embargo, durante el siglo XIX la explotación de esta especie se expandió y barcos de diferentes países comenzaron la ballenería en el hemisferio sur donde, sin lugar a dudas, la más importante explotación de ballenas jorobadas ocurrió en aguas antárticas por barcos que operaron pelágicamente.

Varios acuerdos entre naciones balleneras durante la década del 30 dieron pie para el establecimiento en 1946 de la Convención Internacional para la Regulación de la Ballenería y su asociada Comisión Ballenera Internacional (CBI). El propósito de esta Convención fue proporcionar real conservación y protección a los stocks de ballenas y hacer posible el desarrollo ordenado de la industria ballenera. Particularmente, la CBI acordó una moratoria a las capturas de ballenas jorobadas al sur de la línea del Ecuador en octubre de 1963. Sin embargo, está claro ahora que las medidas tomadas no fueron adecuadas para prevenir la seria reducción de los stocks de ballenas jorobadas y así la Comisión claramente falló en su principal tarea. En particular, dos series de capturas tuvieron importantes consecuencias para los ya reducidos stocks de ballenas jorobadas. Primero, las capturas no reguladas de la flota que acompañaba al barco factoría Olympic Challenger. Segundo y más importante, la flota soviética sub-reportó sus capturas en aguas antárticas. Inicialmente, 2,700 ballenas jorobadas fueron reportadas, cuando en realidad habían sido 48,724 ballenas capturadas.

Se ha estimado que el tamaño poblacional pre-explotación de las ballenas jorobadas del hemisferio sur fue de entre 90,000 y 100,000 individuos. Estimaciones preliminares contemporáneas basadas en cruceros circunantárticos llevados a cabo por la CBI calculan una abundancia entre 7,100 y 41,800 ballenas. A pesar de que en algunas poblaciones existe una aparente tendencia hacia el crecimiento, es claro que las ballenas jorobadas en el hemisferio sur son todavía una fracción de su tamaño pre-explotación, luego de más de 40 años de protección oficial.

Las dificultades con los procesos de manejo y las incertezas sobre el estado de los stocks de ballenas llevaron a la CBI a introducir una pausa en todas las ballenerías comerciales en 1982, estableciendo las cuotas de captura en cero.

Esta medida de manejo estuvo ligada a la implementación de una Evaluación en Profundidad por el Comité Científico de la CBI sobre los efectos de la moratoria en los stocks de ballenas. Esta Evaluación en Profundidad fue considerada como una evaluación minuciosa del estatus y las tendencias de todos los stocks de ballenas a la luz de objetivos y procedimientos de manejo, incluyendo, entre otros, los tamaños actuales de los stocks, las tendencias poblacionales, las capacidades de carga y la productividad. Una Evaluación en Profundidad está siendo actualmente llevada a cabo para las ballenas jorobadas del hemisferio sur. Se ha hecho un progreso significativo en las reuniones del Comité Científico del año 1997 y durante un taller intersesional llevado a cabo en 2006. Clave para esta evaluación ha sido la definición del modelo de identidad de stock, entre otros parámetros biológicos y ecológicos como distribución, vínculos migratorios, estimaciones de abundancia y tendencias poblacionales.

Lea texto completo en Boletín Antártico Chileno (junio 2008)