Instituto Antártico Chileno

nataliacarmona

Ganadora de la Feria Antártica Escolar inicia su camino en la ciencia polar

Ud esta en: home > noticias > Ganadora de la Feria Antártica Esc...
Publicado
21 de ene del 2013

Buscar por

Ciencia educacion FAE prensa

• Natalia Carmona es estudiante de Geofísica de la Universidad de Concepción y desarrolla su práctica profesional en el INACH, pues desea firmemente dedicarse a la investigación antártica.

Punta Arenas, 21 de enero 2013. La Feria Antártica Escolar (FAE), que organiza el Instituto Antártico Chileno (INACH), cumplirá diez años este 2013. Sus principales frutos se reconocen en los jóvenes participantes que han optado por una carrera profesional en alguna disciplina científica, desde la biología a la física. Un caso simbólico es el de Natalia Carmona, quien viajó a la Antártica hace seis años y hoy regresa al INACH para realizar su práctica profesional y concluir sus estudios de Geofísica en la Universidad de Concepción. Es el siguiente peldaño de un largo camino que puede llevarla nuevamente al fin del mundo.

El entusiasmo de Natalia Carmona por las ciencias surgió el 2006 en la FAE. Junto a una compañera del Liceo “La Asunción” de Talcahuano, ganó la categoría bibliográfica de este concurso nacional, con un proyecto sobre la marea roja. Como premio, tuvo la oportunidad de ir a la Antártica. Fue un viaje que definiría su futuro. “Quise volver, y una de las formas de hacerlo era estudiar una carrera científica. Aprendí que la posibilidad de estar allí era real”, inicia la conversación Natalia.

Ella es uno de los diez alumnos que han elegido al INACH para hacer su práctica profesional e iniciar sus primeros pasos en la ciencia antártica. Son de las carreras de Oceanografía, Biotecnología, Geografía, Biología Marina, Geofísica, Geología y Geografía. Provienen de las universidades de Valparaíso, Católica de Valparaíso, Andrés Bello, Católica de Santiago, de Chile, Concepción, Temuco y Magallanes.

Sin embargo, el caso de Natalia Carmona es especial. Es la primera en ganar la Feria Antártica y volver al INACH para comenzar una carrera dedicada a la ciencia. Cuando la presentó el Dr. Cristián Rodrigo, su tutor, inmediatamente dejó en claro que ella era fruto del trabajo de la FAE. La estudiante, como prefería las matemáticas a la biología, decidió ingresar a la Universidad de Concepción (UdeC) para seguir la carrera de Geofísica, la ciencia que estudia los fenómenos físicos naturales de la Tierra. Los glaciares llaman particularmente su atención, pues “siempre estarán allí, aunque avancen o retrocedan. Hay una gran belleza en la tranquilidad de lo blanco”, reflexiona.
Su vocación se percibe en la pasión con que desarrolla su trabajo en el instituto polar nacional. Investiga la glaciología de los fiordos de la costa de Danco, en la península Antártica, y procesa datos batimétricos para confeccionar mapas del fondo marino del área. Para el oceanógrafo Cristián Rodrigo, la FAE ha sido clave a nivel nacional para despertar el interés de los jóvenes en las ciencias y, en especial, aquellas relacionadas con la Antártica. “Natalia es un ejemplo de esta motivación y espero que en un futuro cercano, la Antártica sea efectivamente su camino profesional”, añade.

Una experiencia que marca

La FAE nació como un concurso comunal el 2004. En octubre de este año se desarrollará su décima versión, convocando a nivel nacional y siendo el único concurso de su categoría en el mundo. A la fecha, gracias a este programa, han sido 1.200 alumnos los que han realizado a nivel escolar una investigación en torno al Sexto Continente. Son varios los estudiantes que han optado por una carrera científica, y se espera que pronto esto se vea claramente reflejado en la Programa Antártico Nacional.

“La Feria Antártica fue una excelente experiencia, ya que a las personas inseguras les hace tener más confianza, te das cuenta de que hay muchas cosas que eres capaz de hacer y se abren las puertas a conocimientos desconocidos. Aprendes de los otros estudiantes que van, pues en la feria puedes visitar otros stand y descubrir algo nuevo”, recuerda la joven de 23 años de edad.

Así, la futura geofísica piensa que a todos quienes participan, especialmente aquellos que obtienen el primer premio, esta experiencia los marca para siempre. De hecho, dos compañeras de su carrera fueron también ganadoras de la feria, en los años 2008 y 2009. El trabajo de una de ellas sigue vinculado a la Antártica.

Actualmente, la joven está de vuelta por un mes en el INACH. El prestigio de la institución y compartir con otros practicantes universitarios son los principales atractivos que ella ve en la pasantía. “Estar aquí es muy grato, porque todos estamos en las mismas y complementamos los conocimientos”, destaca.

No cabe duda, Natalia Carmona desea dedicar su vida a la investigación polar. Siente que cada paso le ha servido para dar el próximo: llegar a la feria, saber del INACH, conocer la Antártica, elegir Geofísica, comenzar por los océanos y terminar con los glaciares, y optar por la práctica en el instituto. “Sé que todo me ha servido para dar un paso más”. Y es que, como reconoce la estudiante, “definitivamente he encontrado mi propio camino.”

DEPARTAMENTO DE COMUNICACIONES Y EDUCACIÓN
INSTITUTO ANTÁRTICO CHILENO
FONO: 61-298139