Instituto Antártico Chileno

thumb-pardo

Descubriendo el patrimonio histórico polar de Punta Arenas: la ruta del Piloto Pardo

Ud esta en: home > noticias > Descubriendo el patrimonio históri...
Publicado
25 de mar del 2013

Buscar por

educacion


El Piloto Pardo, Shackleton y los náufragos del Endurance en la puerta del antiguo Hotel Royal (3 de septiembre de 1916).
¿Qué lugar ocupan Punta Arenas y el Piloto Pardo en la historia polar? Gran parte de la literatura histórica antártica está escrita en inglés, especialmente aquella referida a la etapa heroica de la exploración polar, a fines del siglo XIX y comienzos del XX. Este hecho ha implicado una presencia menor de puertos, como el de Punta Arenas, y de personas como el Piloto Pardo, en algunos de los relatos de los grandes exploradores que pasaron por esta ciudad en su camino de ida o regreso a la Antártica. El estudio histórico más reciente y acabado ha permitido conocer el real alcance que tuvieron estos lugares y personas en el desarrollo de la epopeya polar. Un caso paradigmático es el del Piloto Pardo, una figura que crece con el paso del tiempo y que es posible reconocer en varios puntos de nuestra ciudad gracias al Circuito Histórico Antártico, creado por el Instituto Antártico Chileno.

Valiente y retraído, Luis Pardo Villalón (1882-1935) pasó de la marina mercante a la Armada Nacional, y con ella, a los laberintos del Estrecho y los canales australes. En agosto de 1916 fue designado para tomar el mando de la escampavía Yelcho y partir en salvamento de los 22 náufragos británicos del Endurance -uno de los dos barcos de la Expedición Transantártica Imperial de Sir Ernest Shackleton- en la isla Elefante, archipiélago Shetland del Sur. En julio, Pardo había remolcado a la goleta Emma en la tercera tentativa de rescate; pese a los rigores del invierno, sus habilidades como marino y las buenas condiciones de navegación posibilitaron el éxito de la cuarta expedición de salvamento, articulada desde Punta Arenas con la pequeña Yelcho. La vinculación de Pardo con los náufragos del Endurance continuó como cónsul de Chile en Liverpool, con quienes asistió, en Londres, a la Exposición Polar de 1930 y a la inauguración del monumento a Shackleton.

Luis Pardo Villalón  

En aquel histórico 3 de septiembre de 1916, día en que la Yelcho llegó con los náufragos al puerto de Punta Arenas, se ofreció una emotiva recepción nocturna en el Club Británico -actual Banco de Chile-, en la que el Vicepresidente del Club, Allan Mac Donald, felicitó en nombre de los asistentes a Pardo y Shackleton por el éxito de la misión y dio la bienvenida del grupo a la ciudad. Shackleton agradeció al Piloto Pardo y al Contraalmirante López -Comandante en Jefe del Apostadero Naval de Magallanes- por cómo habían organizado y llevado a cabo el rescate, y pidió a todos los presentes hacer un salud por la Armada chilena, asociada a los nombres de López y Pardo.

En el Club Croata se organizó otro evento para Pardo y los tripulantes de la Yelcho y el Endurance, como un homenaje a la marina chilena y muestra de adhesión política de los croatas a Inglaterra y los aliados durante la Primera Guerra Mundial. En la Primera y la Segunda Compañía de Bomberos también ocurrieron eventos que celebraron la hazaña de Pardo y los marinos chilenos.

Un homenaje especial se llevó a cabo en el Over Seas Club, un desaparecido bar de hombres de mar que se ubicaba en Lautaro Navarro, entre Colón y Valdivia (José Menéndez). Allí se entregó a Luis Pardo un reloj cronómetro de oro, acompañado de un diploma, hecho en los talleres de la imprenta de El Magallanes y firmado por varios miembros del Over Seas Club, entre ellos, el noruego Otto Fugellie, el famoso piloto de los canales magallánicos que tripuló a la goleta Emma en el tercer intento de rescate de los náufragos del Endurance.

El Museo Naval y Marítimo de Punta Arenas recuerda en una vitrina la hazaña antártica del Piloto Pardo y la Yelcho. En ella se presentan medallas y un sable pertenecientes al insigne marino chileno, además de réplicas del Endurance, la Yelcho y la Emma, fotografías y un foto-óleo con un retrato de Pardo que perteneció al ex buque antártico Piloto Pardo. El Museo Salesiano Maggiorino Borgatello también alberga en su colección objetos relacionados con la Antártica y la proeza de Luis Pardo y la escampavía Yelcho. Al centro del gran mural ubicado en la Costanera, entre José Menéndez y Avenida Colón, se distingue en la escena del puerto a la escampavía Yelcho y la figura del Piloto Luis Pardo Villalón.

La Yelcho zarpando, con el Piloto Pardo y Shackleton a bordo, de Punta Arenas con destino a Valparaíso.

Mural arquitectónico urbano (Costanera, entre José Menéndez y Avenida Colón). Al fondo se aprecian las figuras de la escampavía Yelcho y el Piloto Pardo.