Instituto Antártico Chileno

Protege la vegetación

  • La vegetación polar, incluyendo musgos y líquenes, es frágil y de crecimiento muy lento. No dañes las plantas al caminar, conducir o desembarcar en lechos de musgos o rocas cubiertas de líquenes.
  • Al desplazarte a pie, trata de seguir los senderos establecidos a fin de reducir a un mínimo las alteraciones o el daño a los suelos y superficies vegetales. Donde no exista un sendero, toma la ruta más directa y evita la vegetación, el terreno frágil, las pendientes con pedregales y la vida silvestre.
  • Limpia cuidadosamente todo el equipo, incluyendo calzado, vestimenta, bolsos, trípodes, tiendas y bastones de introducirlos en la Antártica, a fin de evitar introducir especies no nativas y enfermedades. Toma las mismas precauciones si te desplazas a diferentes lugares dentro de la Antártica.
Actualizado 25 de abr del 2017