INACH

Áreas Marinas Protegidas

INACH Creditos F.Trueba

Desde el año 2012 Chile y Argentina trabajan en conjunto en una propuesta para establecer una AMP en la zona de la península Antártica y sur del arco de Scotia (Dominio 1 de CCRVMA). En su primera etapa, el proceso incluyó el desarrollo de talleres con expertos internacionales para definir los objetos de conservación, sus porcentajes de protección y qué datos científicos estaban disponibles para realizar una planificación espacial para la protección de las especies y los ecosistemas de la zona.

Basándose en el estándar de CCRVMA sobre el uso de la mejor ciencia disponible, se definieron 146 capas de datos que se utilizaron para proponer, en la reunión de 2017, áreas prioritarias de conservación (APC) y una propuesta preliminar de AMP (SC- CAMLR-XXXVI/17, 18), a fin de otorgar protección adicional a:

  • Ambientes bentónicos y pelágicos representativos,
  • Procesos ecosistémicos bentónicos y pelágicos de gran escala,
  • Áreas importantes para el ciclo de vida de especies zooplanctónicas, incluidas áreas de reproducción del kril antártico,
  • Zonas importantes para estadios del ciclo de vida de peces (especialmente las especies que fueron sobreexplotadas en el pasado),
  • Distribución de mamíferos marinos y aves durante estadios claves de su historia de vida, y
  • Hábitats bentónicos únicos o raros.

El proceso desarrollado por Chile y Argentina ha sido destacado en la literatura especializada (Sylvester & Brooks 2020) como ejemplo de liderazgo y fuerte colaboración científica por ser un proceso transparente, abierto y colaborativo, que puede transformarse en un modelo a seguir para otros procesos paralelos que se desarrollan en la CCRVMA.

Cada vez se aprecia una mayor conciencia de la importancia de establecer AMP en lugares clave para la vida en nuestro planeta, algo que nos da esperanza para que un futuro no muy lejano se logre el consenso para establecer esta nueva AMP en la Antártica y así proteger aún más los frágiles ecosistemas de la zona y a la vez asegurando el uso racional de los recursos en el océano Austral.